En este episodio, el pastor Safari compartió cómo se las arregló para construir una iglesia de alta tecnología de $ 5 millones en el Congo.