Recalibrar en una temporada de crisis