Liderando con integridad

La integridad se puede definir como ser honesto y tener principios morales sólidos y rectitud moral.

Encontramos en la Biblia que el rey Josías había desarrollado una cultura de integridad porque todos los que lo rodeaban eran dignos de confianza. Cuando estaba desesperado por escuchar al Señor, buscó a la profetisa Hulda por su integridad y honestidad. Quería hacer todo bien a los ojos de Dios y seguir los pasos de su padre David.

Huldah fue una líder sierva que, como muchas otras mujeres bíblicas, demostró un liderazgo sobresaliente por su devoción a Dios. Y esto la hizo destacar entre su gente.

Dios pudo usar a Hulda debido a su capacidad para hablar la Palabra de Dios de una manera clara y articulada. Tuvo la valentía de hablar la Palabra de Dios y advertir a la nación de las espantosas repercusiones de su desobediencia sin ningún temor. Ella fue valiente.

Se le concedió el poder de escuchar e interpretar la Palabra de Dios, Su verdad, como leemos en 2 Reyes 22:14. Hulda no utilizó su don para beneficio egoísta. Ella no usó su don de profecía para aumentar su riqueza o poder personal.

Hulda usó su talento espiritual de profecía con integridad mientras servía al Señor, además de ser valiente. Se destaca por dejar un legado de integridad al hacer un buen uso de lo que el Señor le había dado para hacer avanzar Su reino.

Todos cometemos errores y no alcanzamos nuestras metas, pero si le pedimos perdón a Dios, Él restaurará nuestra integridad. Como mujeres íntegras, siempre debemos ser mayordomos de la verdad de Dios en nuestros lugares de trabajo, ya sea que tengamos creyentes o no creyentes. Necesitamos dar un buen ejemplo para que otros lo sigan.

Regístrese en el Foro Global de la EC - Comercialización de su negocio en la era digital: https://nehemiahecommunity.com/…/ec-global-forum-oct2021/

#Mujeresennegocios #EComunidad #RhondaHarrigtonKelly #Integridad