The Modern Proverbios 31 Mujeres

Vivimos en una época en la que nos comparamos con la supermujer de Proverbios 31. Esto, sin embargo, puede hacernos sentir inadecuados.

Cuando leemos acerca de la mujer de Proverbios 31, se nos dice lo trabajadora y diligente que era. Una imagen de perfección, trabajando para cuidar de su familia y dirigiendo un negocio, todo con una sonrisa en su rostro. Todas queremos ser esta mujer, así que seguimos comparándonos con ella sin darnos cuenta de que vivimos en tiempos diferentes. En lugar de enfocarnos en lo abrumador que es estar a la altura de ella, deberíamos verla como una excelente descripción bíblica de lo que las mujeres pueden hacer.

Las mujeres modernas deben entender que tenemos tareas separadas que Dios nos ha encomendado, pero que aún así son iguales y ciertamente igual de importantes. Por alguna razón, nuestra sociedad nos ha dicho que cuidar de una familia no es suficiente. Que necesitamos ganar mucho dinero o administrar personas para tener éxito.

Pero como cristianos, no necesitamos escuchar a aquellos que nos dicen que servir a nuestra familia está por debajo de nosotros. Todos servimos en diferentes capacidades y siempre debemos apreciarnos por eso. Es cierto que Proverbios 31 Mujer no solo se aplica a las mujeres casadas, sino también a las solteras. No es necesario estar casado para emularla. Aún puede ser generoso, amable y trabajar duro sin importar las etapas en las que se encuentre en la vida.

A medida que nos esforzamos por convertirnos en mujeres modernas de Proverbios 31, siempre debemos recordar que la vida no estará libre de desafíos, habrá días malos. Hay temporadas en las que trabajar o cuidar de la familia será agotador y abrumador, pero conocer nuestro propósito como mujeres modernas nos ayudará a vivir una vida plena tal como Dios quiere que lo hagamos.

Mira al Señor y su fuerza; busca su rostro siempre. 1 Crónicas 16:11